Nos visitas desde: Estados Unidos de América Estados Unidos de América
Moneda de compra: DÓLAR AMERICANO

Que hacer y Que no hacer

Situaciones de Agresión: Qué Hacer y Qué No

Situaciones de Agresión: Qué Hacer y Qué No

Situaciones de Agresión: Qué Hacer y Qué No

La vida diaria es complicada, y todos estamos sometidos a un nivel de estrés que en ciertos momentos nos pueden volver agresivos, y volver agresivos también a los demás.

Sin embargo, sabemos que la agresividad es un arma inútil y que denota pocos recursos, pero que no se ve de la misma manera cuanto tienes la sangre en la cabeza y lo único que quieres es desbaratar al otro. Y también, cuando te quieren desbaratar a ti.

Por eso te decimos que hacer y que no, en estas situaciones que podrían ser tan cotidianas como peligrosas.

Qué SI HACER.

1. Guardar el autocontrol. ¡Quieto! No te muevas y menos para ir a la ofensiva.
2. Tener presente que no te debes de tomar las cosas personales. El problema realmente no es contigo. Cuando una persona es agresiva, el problema es realmente con ella misma. Con su interior.
3. Habla con un tono pausado y amable. La violencia genera violencia, así que alguien tiene que apagar el fuego y esa persona puedes ser tu.
4. Maneja tu cuerpo de forma que no fomente la agresión. Guarda distancia suficiente, no uses tonos de voz y lenguaje no verbal que sea ofensivo. No hay ganancia en esto.
5. No quieras racionalizar con una persona en estado agresivo. Simplemente no es el momento. Termina la situación cuanto antes.
6. Pon límites físicos y verbales con la persona agresiva. Mantente lo suficientemente lejos de la situación.

Qué NO HACER.

1. No eches más leña al fuego. ¿A dónde quieres llegar con una actitud agresiva con alguien agresivo?
2. No te platiques a ti mismo cosas que no te ayudan como “le tengo que poner un alto”, a “a mi nadie me habla así”, “no sabe con quién se mete”. La vida no es un concurso de ver quién hace más grande el problema. Los sabios guardan silencio.
3. No enfrentes a una persona agresiva. Realmente no sabes que es lo que puede pasar, no seas valiente enfrentando. Se valiente guardando la inteligencia de tu lado.
4. No prolongues la plática con una persona agresiva. Trata de terminar el dialogo cuanto antes, y si es posible y te interesa, retoma el dialogo posteriormente, cuando el ánimo este en un punto favorable.
5. No te empecines en ganar el punto. Ganar no es el fin de las relaciones humanas, sino contribuir a las mejora y excelencia de las mismas.

¿Qué es lo radical aquí?

Que en situaciones en dónde te encuentras envuelto personas agresivas, la última arma que funcionará es la devolución de la agresión, esto solo incentivará.

Si la situación es muy grave, la solución inmediata para proteger tu integridad es solamente una: conserva la calma todo lo que sea posible, calla y marchate tan pronto como sea prudente.

Si quieres ahondar en la solución, comienza el curso on line que encontrarás en esta misma página.

Si quieres recibir nuestro contenido en tu correo, regístrate a continuación.

Terapia Radical®
Nosotros, estamos contigo.

Autor:




Psict. Vanesa González

Psicóloga y Psicoterapeuta por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt SC en Enfoque Centrado en la Persona y Psicoterapia Gestalt.

Tiene especialidades en Parejas, Pérdidas, Sueños y Sentimientos entre otras.

Experiencia de más de 10 años en consultorio.