En terapia

¿Por qué tenemos falta de control personal?

¿Por qué tenemos falta de control personal?

El trastorno del control de los impulsos es un problema que aqueja a muchas más personas de las que lo aceptan.

Un lastre social que vaga entre la enfermedad y la actitud permisiva personal. Comúnmente hay explicaciones racionales “lo hice porque…” aunque la mayoría de las veces sin ninguna justificación.

La persona que no se puede controlar puede tener varios tipos de acciones irresistibles como el impulso por robar, la fascinación por el fuego, compulsión por rascarse, tirarse del pelo, comer, comprar y un largo etc!

Pero uno de los lastres más grandes relacionados con la falta de control, es el Trastorno Explosivo Intermitente (TEI) un trastorno del comportamiento caracterizado por expresiones extremas de enfado, hasta el punto de rabia incontrolada, que son desproporcionadas respecto a las circunstancias en que se producen.

En el manual de los trastornos mentales (DSM-IV) está dentro de los trastornos del control de impulsos.

La agresión impulsiva no es premeditada, y es una reacción desproporcionada ante cualquier provocación, real o percibida como tal. La prevalencia es mayor entre hombres que entre mujeres y existe relación con el trastorno bipolar.

Los actos violentos están frecuentemente acompañados de una sensación de liberación, y en algunos casos, de placer, pero seguidas de remordimientos una vez concluido el episodio.

¿Conoces o eres una persona así?
Espero que estos tips te ayuden a lidiar con este problemón:

1. Acude a terapia de preferencia cognitivo-conductual y es probable que necesites tratamiento farmacológico, ya que esto está relacionado con la falta de producción de serotonina y otras sustancias que inhiben las reacciones explosivas.
2. Debes ser especialmente cuidadoso en tratar el estrés emocional que acompaña estos episodios. No te hagas de la “vista gorda” ya que es muy común que puedas sentir cuando comienza a subir el estrés y te comienzas a “dar permisos” de reaccionar, decir groserías y agredir con mayor facilidad.
3. Aléjate de situaciones y personas con las que puedas acceder a estos episodios con mayor facilidad ANTES de que sucedan los episodios de descontrol. Aprende a tolerar la frustración en lugar de tolerar la culpabilidad que precede.
4. No te quedes por ningún motivo en discusiones acaloradas.
5. Habla sin alzar la voz. Las reacciones están conectadas con lo que le permites hacer a tu cuerpo, si le concedes alzar la voz, el resto del cuerpo lo va a seguir.
6. Controla tu vocabulario. De nuevo, el pez por la boca muere. El mayor timón de control de las emociones está en la boca: Lo que dices, el tono en que lo dices va de la mano con lo que sigue, así que QUEDATE CALLAD@ controla tu boca y te controlas tu.
7. Si no estás capacitado para entablar una conversación si acceder a estados de ira, entonces no lo hagas.
8. Cambia la concepción de ti mismo. Deja de platicarte a ti mismo que no te puedes controlar porque esto es una justificación finalmente. Trata en terapia y con psiquiatras. El control está en tus manos.
9. La libertad está en el autocontrol y no en el descontrol. Acude a todos los medios que sean necesarios para liberarte de la esclavitud de tus reacciones no controladas. Hoy existen los medios necesarios para poder hacerlo. El no acudir a todas las herramientas existentes es pretexto y no asumir responsabilidad.
10. No dañes a los demás, no te dañes a ti mismo. “Dejar de hacer” es la respuesta. Si te sirve: quédate como los muertos que no hacen nada, pero en vida. El no hablar, no reaccionar y no hacer cosas que hieran a los demás y a ti mismo, acrecentará tu autoestima y percepción de alcance personal favoreciendo la repetición de un patrón positivo.
11. ¿Qué es radical aquí? ¿Por dónde sale el descontrol? ¡Por la boca y después por los miembros del cuerpo! Así que concéntrate en una sola cosa: controla lo que dices y el tono, si es necesario quédate callado, acude con un terapeuta radical y con un psiquiatra si es necesario. Esto se trata más que de la simple voluntad, así que toma esto con seriedad y responsabilidad en su solución.

¿Quieres conocerte mejor para tener un mayor dominio de ti mismo?
Empieza ahora mismo el curso online a continuación.



Registro rápido con Facebook

Autor:




Mauricio Navarro

Es Psicoterapeuta Gestalt y Enfoque Centrado en la Persona por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestal SC. Tiene estudios en Terapia Racional Emotivo Conductual y autor de varios cursos on line para Terapia Radical y del eBook Transforma tu Poder Personal. Ha impartido más de 100 conferencias para empresas privadas y es uno de los fundadores de Puntoziego y Terapia Radical®. Contenidos del entrenamiento. Desarrollados por el entrenador. Terapia Radical® Derechos reservados.



Conociéndome a mi mismo
Precio Normal $1,090.00 MX
- Oferta $380.00 MX - Promoción termina en 6 días

Blogs relacionados

¿Por qué tropezamos con la misma piedra?
¿Es negativa la naturaleza humana?
Abuso Sexual
Síndrome de Peter Pan
9 Razones para echarle la culpa a los demás.