Padres muy padres

Padre No es el que Engendra

Padre No es el que Engendra

Me parece una frase válida. Sobre todo para los valientes, hombres y mujeres que han dado parte de su vida, sus conocimientos, sus recursos y sobre todo su amor por hijos de otras personas, es decir, por seres humanos que consideran sus hijos, pero que ellos no engendraron.

“Padre no es el que engendra” solamente es dicho en situaciones cuando el verdadero engendrador ya no está, normalmente por abandono físico o divorcios.

En otras ocasiones también se da por padres que atienden a las fiestas, sexo y rock and roll, pero que ni de lejos tienen un poco de consciencia de si mismos, de la responsabilidad y mucho menos de asumir los papeles que ellos llamaron al mundo, queriendo o no, pero los llamaron, y ahora le dan la vuelta sin chistar.

Bien, el tema es que de cualquier manera la responsabilidad cae al doble para las personas que con todo el amor del mundo, si asumen la responsabilidad y enfrentan esta situación. Y la responsabilidad es al doble, porque además de las difíciles tareas propias de ser padres, deberán por lo menos:

Tener mayor comunicación con los hijos asumidos.

Aprender a explicar situaciones adultas a niños y adolescentes con tacto e inteligencia.

Hacer sentir al hijo como verdadero hijo sin distinciones ni dudas.

Apoyarse de un profesional en caso necesario en diferentes etapas del desarrollo del hijo como la rebeldía en la adolescencia por ejemplo.

Ceder a su propio interés por el bien de la familia basado en amor.

• Apoyo y aprecio positivo incondicional a los hijos hablando con la verdad.

• ¿Cuántas cosas más se te ocurren o vives tú?

Lo anterior no suena como tarea sencilla, pero estoy seguro que a este tipo de personas, se les ha dotado con especiales habilidades de amor, tolerancia y sentido de vida.

¿Qué es lo Radical aquí?

Primero, que se entienda claramente que las responsabilidades, aunque se les huya, siguen siendo permanentemente de quién las adquiere, y aunque se les quiera olvidar, tarde o temprano ahí estarán.

Segundo, el manejo psicológico de situaciones como estas hacia los hijos, tiene que ser manejado con mucho amor e inteligencia, y también con la mayor de las preparaciones posibles.

No lo hagas sol@. Lee, asesórate, instrúyete. Tu labor tiene un altísimo valor.

¡Quieres prepararte más en este aspecto? Comienza ahora mismo el curso on line a continuación.



Registro rápido con Facebook

Autor:




Psict. Vanesa González

Psicóloga y Psicoterapeuta por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt SC en Enfoque Centrado en la Persona y Psicoterapia Gestalt.

Tiene especialidades en Parejas, Pérdidas, Sueños y Sentimientos entre otras.

Experiencia de más de 10 años en consultorio.



Pensamientos Tóxicos
Precio Normal $990.00 MX
- Oferta $297.00 MX
- Promoción termina en 4 días

Blogs relacionados

Amor y Límites
A los hijos: Aprecio Positivo Incondicional
10 Formas de Mal Educar a tus Hijos