Nos visitas desde: Estados Unidos de América Estados Unidos de América
Moneda de compra: DÓLAR AMERICANO

Pensamientos Tóxicos

Armas Para Destruir No 1: El Orgullo.

Armas Para Destruir No 1: El Orgullo.

Armas Para Destruir No 1: El Orgullo.

Por El Dr. Tóxico.
El Doctor Tóxico es un psicoterapeuta ficticio, entrado en años y amargado, pero con mucha sabiduría. Él siempre expresa sus ideas con un toque de ironía, como en esta ocasión...

"Acá seguimos con las fórmulas para destruir cosas, ¡así como le gusta a mucha gente!"

Y una de las herramientas más fáciles de utilizar, y que te servirán si de destruir relaciones se trata, es El Orgullo: ese hermoso estado personal que te hace sentir superior a los demás, que te hace pensar tienes la razón en todo, que eres intocable y te da facultad para mirar a los demás por encima del hombro y con desprecio porque son unos tontos.

El orgullo también te da la facultad de omitir tus errores o de aceptarlos pues es un perfecto escudo que te hace fijar tu mirada solamente en los demás, minimizando tus errores y encontrando los suficientes argumentos racionales para poner una barrera enorme entre tus debilidades y la razón que puedan tener los demás. Al menos te sirve para la autoafirmación, falsa, pero autoafirmación al fin.

Nuestro carácter nos hace meternos en problemas involuntarios, pero si lo que quieres es permanecer en ellos, ¡incrementa tu dosis de orgullo! ¡Yeah!

El orgullo es contrario a la humildad, a la posibilidad del perdón y al “fácil acuerdo”, así que espero que te este quedando claro cómo usar esta útil herramienta para darle un palo en la cabeza a tus relaciones personales ya sean de pareja, familiares o amigos.

El orgullo te sirve además para hacer lo que se te pegue la gana sin que te importe lo que opinan los demás, como el orgullo político y el orgullo racista. Así que si has decidido hacer lo que te venga en gana, cúbrete con una buena dosis de orgullo ¿ok?

Aquí te dejo entonces algunas recomendaciones para ser una persona perfectamente orgullosa, que los disfrutes:

1. Si eres orgulloso, te recomiendo que vayas pensando y acomodándote en la soledad, porque así te quedarás. Lo bueno es que con tu orgullo no te va a importar, o al menos te ayudará a soportar el dolor.

2. Si te das cuenta de que cometiste un error ¡no lo aceptes!, es de humildes hacerlo, mejor fija de inmediato tu mirada en lo que hace el otro y maquila los mejores argumentos para tu defensa a fin de no llegar a acuerdo alguno.

3. No olvides sentirte superior a los demás y ver con desprecio las opiniones de otros, es más ridiculízalos, eso funciona. Tampoco contestes correos, mensajes, llamadas o comentarios rápidamente, date espacio y contesta con arrogancia haciendo sentir a la otra persona como un idiota.

4. Otros sinónimos de orgullo que no debes olvidar para relacionarte son las altivez, arrogancia y vanidad. Son lo mismo, pero recordar el concepto ayuda.

5. Recuerda usar también el orgullo cuando a causa de no tener la razón pero seguir defendiendo el punto, te estés sintiendo como un tonto. Tu seguirás en el error del que ya te diste cuenta, pero al menos recuperarás esa sensación de ego lleno (aunque sea de aire) y podrás pensar que la situación, no te importa.

6. Si te “sientes muy muy” ¡bien! Quédate así, vas por buen camino.

7. Recomendaciones finales. Si no son suficientes ejemplos, aquí van más: se rebelde ante la obediencia, autoritario al mandar, envidia los valores de otros, critica a los envidiados, la mayoría del tiempo pásala de mal humor en la convivencia familiar, la mayoría de los enfados, incluyendo los contrarios a ti mismo los puedes alimentar, nunca tengas dignidad y mucho menos aceptes tus errores.

8. ¿Qué es lo Radical aquí? Que si lo que quieres, es construir relaciones sanas, cariñosas, basadas en la confianza, comunicación y amor, tendrás que hacer todo lo contrario a lo platicado aquí, y doblegar tu orgullo. Es cosa de valientes.

Si quieres ahondar en la solución de esta situación específica, comienza el curso on line que encontrarás en esta misma página.

Si quieres tener todos los cursos y talleres de Terapia Radical® con herramientas prácticas abiertos permanentemente, suscríbete a continuación.

Terapia Radical®
Nosotros, estamos contigo.



Autor:

Dr. Tóxico


Dr. Tóxico

El Doctor Tóxico es un Terapeuta viejo y cascarrabias que a lo largo de los años, está harto de ver a las personas hacer todo lo contrario a lo que quieren conseguir.

Por esta razón, utiliza la "Psicología Inversa" para hacer ver a las personas lo contradictorio de nuestros pensamientos y acciones en relación a lo que quisiéramos lograr y sentir en nuestras vidas.