En terapia

Ana y Mia

Ana y Mia


Ana y Mía como algunos las llaman son dos graves problemáticas que silenciosamente están matando a muchas personas, especialmente mujeres jóvenes, quienes están obsesionadas con el tema de una imagen delgada haciendo lo que sea para conseguirlo.

La Anorexia es un trastorno alimenticio caracterizado por la pérdida auto inducida de peso, acompañado por una grave distorsión de la imagen corporal.

La Bulimia se entiende por el consumo excesivo de comida (atracones) para después buscar eliminarlos a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes.

El tema principal de estos trastornos es la preocupación excesiva por la pérdida de peso, aunque en realidad va mucho más allá que solo la imagen corporal.

Existen sentimientos no detectados de soledad, enojo, vacío existencial, culpa, ira, deseo de control y poder (que lo obtienen controlando su peso), tendencia a la depresión, abandono, ansiedad, obsesión, miedo a la responsabilidad de crecer y adoptar un rol de adulto, entre otros.

Lamentablemente es un tema donde las personas que están pasando por esta situación se incitan a seguir haciéndolo buscando “apoyo” de otros que pasan por el mismo problema, incluso existen algunas irresponsables y patéticas páginas de internet donde dan consejos y tips para lograr bajar de peso aprovechándose de la vulnerabilidad de estas personas.

Si tu eres una persona que está pasando por esto, o sabes de alguien que esta sufriendo este estado, te dejo 9 consejos prácticos que te van a beneficiar:

1. Es importante que busques ayuda de inmediato, los resultados pueden ser mortales. ¡No es un juego!

2. Si te reconoces como alguien que vive la anorexia y/o bulimia, bajo ninguna situación aceptes “consejos” y críticas de personas que te motivan a seguir haciéndolo. No son ningunas princesas (como se hacen llamar), son personas que se están haciendo daño y quieren hacerlo contigo también.

3. Busca el desarrollo de tus habilidades y dones, los cuales solo pueden vivirse de manera positiva y en tu beneficio, nada que hagas en contra tuya es digno de reconocimiento, por ejemplo frases con falsa motivación como “Cerdita: Tu puedes, eres fuerte, baja de peso.”

4. Si eres alguien cercano (esposo, amigo, hermano, etc.) y sospechas que tu familiar padece estos trastornos no lo pases por alto, hay síntomas muy claros y deben atenderse lo antes posible, lleva a tu ser querido con un especialista serio.

5. Si te interesa conocer más el tema, ten cuidado de buscar información veraz, con un fundamento consistente y confiable.
Distinguirás esta información por encontrarle en hospitales o centros psicológicos reconocidos y porque los remedios tienden a poner tu estado físico en un nivel promedio, no extremo.

6. Es esencial el trabajo con un nutriólogo para recuperar la salud perdida por la falta de nutrientes en el cuerpo.

7. El acompañamiento de un psicoterapeuta ayudara a trabajar con diversos temas como: valores, autoestima, auto concepto, comunicación, temas relacionales, entre otros.

8. Es un largo proceso que puede tener recaídas, es importante dar un adecuado seguimiento a lo largo del tiempo.

9. Esto es lo radical: deja de atacarte a ti mismo!

Si quieres ahondar en este pensamiento comienza el curso on line que encontrarás en esta misma página, y si quieres recibir nuestro contenido en tu correo, regístrate a continuación.


Terapia Radical®
Nosotros, estamos contigo.



Registro rápido con Facebook

Autor:




Psict. Vanesa González

Psicóloga y Psicoterapeuta por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt SC en Enfoque Centrado en la Persona y Psicoterapia Gestalt.

Tiene especialidades en Parejas, Pérdidas, Sueños y Sentimientos entre otras.

Experiencia de más de 10 años en consultorio.