Padres muy padres

Amor y Límites

Amor y Límites


En la monumental tarea de ser padre existen dos ingredientes que siempre deben estar presentes en la relación con los hijos: El amor y los límites.

Con estos dos componentes aplicados en las dosis y momentos oportunos estamos contribuyendo de manera muy favorable en el desarrollo de una sana personalidad de los pequeños.

En ocasiones hablar de límites pareciera un sinónimo de castigo o regaño severo de un papá o mamá malhumorados, cuando en realidad si se hace de la manera adecuada es una de las muchas formas de manifestar amor, con ello estas fomentando valores como el respeto, orden, disciplina, y la templanza.

También estarás evitando que se enfrente a riesgos muy comunes en la juventud como adicciones o agresiones ante otras personas.

Los límites son parte sustancial de la formación y educación de tus hijos, los resultados favorables le servirán para el resto de su vida, es uno de los mayores regalos que puedes darle.

El amor que sientes por tus hijos debe ser expresado en cada una de las acciones hacia ellos: con palabras, con cariños, poniéndoles atención, escuchándolos atentamente, no minimizando sus experiencias, acompañándolo en momento importantes de su vida, creyéndoles, y por supuesto poniendo límites de manera amorosa.

Tus hijos deben saber que lo amas por sobre todas las cosas y sobre todas las acciones que realice, que haga lo que haga no dejaras de amarlo, sin embargo esto no quiere decir que estés de acuerdo en todo lo que haga. Es decir rechazas la acción de tu hijo, no a tu hijo.

Te dejamos 5 tips para que los apliques amorosamente con tus hijos:

1. Lo que los hijos hacen en la casa lo replican en la calle. No permitas que hagan berrinches en casa y no lo harán en el súper. Enséñale que para obtener las cosas hay formas adecuadas de pedirlo y que no siempre lo obtendrá, menos aun si es exigiendo y llorando. Claro que tendrás que trabajar un poco más, pues es más sencillo darle el dulce que hacer que comprenda lo anterior.

2. Enséñale a ser responsable. No consecuentes que no cumpla con sus obligaciones pues “esta pequeñito”, fomenta los horarios y la disciplina en sus actividades.

3. Ponte de acuerdo con tu pareja: Eviten dar indicaciones diferentes y que tu hijo elija realizar la que mejor le convenga. Acuerden en privado y cumplan con lo dicho.

4. Fomenta la tolerancia a frustración: Como adulto sabes que no todo se tiene de manera fácil y rápida. Querer evitarle esto a tu hijo hoy es hacer que lo sufra mañana cuando se enfrente a la realidad de la vida.

5. No des por hecho que sabe que lo amas, recuérdaselo cada que puedas.

¿Qué es lo Radical aquí?

Es muy importante establecer bases sólidas y congruentes en la educación de los hijos, esto puede repercutir en su beneficio o perjuicio para el resto de su vida.

Si quieres ahondar en este tipo pensamiento comienza el curso on line que encontrarás en esta misma página, y si quieres recibir nuestro contenido en tu correo, regístrate a continuación.


Terapia Radical®
Nosotros, estamos contigo.



Registro rápido con Facebook

Autor:




Psict. Vanesa González

Psicóloga y Psicoterapeuta por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt SC en Enfoque Centrado en la Persona y Psicoterapia Gestalt.

Tiene especialidades en Parejas, Pérdidas, Sueños y Sentimientos entre otras.

Experiencia de más de 10 años en consultorio.



Psicología del Liderazgo Efectivo
Precio Normal $1,090.00 MX
- Oferta $480.00 MX - Promoción termina en 4 días

Blogs relacionados

A los hijos: Aprecio Positivo Incondicional
Padre No es el que Engendra
10 Formas de Mal Educar a tus Hijos