Nos visitas desde: Estados Unidos de América
Moneda de compra: DÓLAR AMERICANO

En terapia

Agresividad: ¿Buena o Mala?

Agresividad: ¿Buena o Mala?


¿Has visto la agresividad como algo bueno?

Normalmente en la sociedad se le da una connotación negativa, ya que premiamos todo lo que nos conviene, y debido también a que normalmente hace referencia a quien es propenso a faltar al respeto, a ofender o a provocar a los demás.

Pero ¿no se necesita cierta dosis de agresividad por ejemplo para conquistar una pareja? ¿Para ganar una venta a la competencia? ¿Para educar firmemente a los hijos? ¿Para que respeten nuestro lugar en la vida y ponerle a los demás los límites personales a donde no queremos que pasen?

Por supuesto que la agresividad nos dota de una dosis de energía suficiente para “hacer que las cosas pasen” y en este sentido, tiene una connotación positiva.

Lo malo es la otra parte, la gente que el 95% es agresiva y sin sentido, esos berrinchudos sistemáticos que son agresivos igual si les preguntas la hora que para saludar o hacer un favor.

Gente que anda con cara de pocos amigos todo el día y hasta los perros pastor alemán se hacen a un lado si pasan cerca.

La agresividad se nota en las expresiones faciales incluyendo los ojos (que por cierto pueden ser muy agresivos), el tono de voz y el ritmo de la respiración.

Aunque a veces parece valiente, resolver los problemas con agresividad solo de muestra una cosa: falta de sesos.

La agresividad entonces no es lo malo, sino la forma que en que la usas. En la mayoría de tus emociones, no son estas es si mismas las que resultan buenas o malas, sino la inteligencia que tengas para vivirlas, es decir, que tu controles tus sentimientos y emociones, y no seas una presa de cada reacción que tengas.

Las emociones usadas con un propósito pueden ser muy positivas, pero puede ser terrible si se usan sin sentido y a la deriva de lo que vaya pasando en el mundo a tu alrededor.

Te dejo algunos tips para manejar de una forma eficiente tu agresividad:

1. Piensa siempre antes de actuar. Si solo reaccionas por impulso, en nada demuestras inteligencia, incluso cuando le “atinas” a una buena reacción. Debes ELEGIR tus reacciones inmediatas mediante la reflexión y el entrenamiento.

2. Aprende a usar tu agresividad para conseguir objetivos positivos, y enfrentar con coraje los retos personales.

3. No uses la agresividad con la gente que amas, ahí no es en ninguna circunstancia un buen lugar para hacerlo.

4. Recuerda que por medio del descontrol y la permisiva actitud agresiva, no se consigue nunca nada que valga la pena, tal vez asustes a los más débiles que tu, pero además de este acto de cobardía en si, no lograrás nada positivo si de relaciones humanas se trata.

5. Si crees que el tema de la agresividad en tu vida te domina, no dudes más en consultar a un especialista.

6. NO fomentes la agresividad, NO la enseñes a tus hijos con tu ejemplo, NO se la aplaudas de pequeños porque también es parte del permisivismo de los padres, NO seas el ejemplo de agresividad que nunca te gustó.

En muchos casos esta es una conducta aprendida que pocas posibilidades tiene de resolver.

7. ¿Qué es lo radical aquí? La forma efectiva de manejar la efectividad, es en las situaciones, no con la gente.

Si quieres ahondar en la solución de esta situación específica, comienza el curso on line que encontrarás en esta misma página.

Si quieres tener acceso instantáneo a todos los cursos, talleres y meditaciones de Terapia Radical®, suscríbete a continuación.

Terapia Radical®
Nosotros, estamos contigo.


Autor:




Psct. Mauricio Navarro

Psicoterapeuta Gestalt y Enfoque Centrado en la Persona por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestal SC.

Estudios en Terapia Racional Emotivo Conductual y autor de varios cursos on line para Terapia Radical.

Es uno de los fundadores de Puntoziego y Terapia Radical®.



Toma el control psicológico de tu vida
Precio Normal $350.00 USD
- Oferta $$5.11 USD - Promoción termina en 6 días

Blogs relacionados

Violencia Intrafamiliar
5 Tips para convertir el estrés en tensión creativa
¿Te falta cariño?
Duelo: Conoce el Proceso y Tips Para Enfrentarlo
¿Cómo Saber si Soy Obsesivo Compulsivo?