En terapia

Abuso Sexual

Abuso Sexual

El abuso sexual es un tema mucho más recurrente de lo que podría pensarse, es un acto que comprende cualquier forma de contacto sexual impuesto con fuerza o intimidación.

Los ataques pueden ser diversos, y van desde sometimiento a realizar actitudes sexuales, mostrar o tocar genitales, hablar sobre temas obscenos, hasta la penetración misma.

El abuso puede ser ejercido por cualquier persona en una o varias ocasiones, existiendo una fuerte tendencia a que el agresor sea hombre y la víctima mujer.

Las investigaciones también revelan que la mayoría de los abusos se llevan a cabo por personas conocidas y no por un extraño encapuchado como suele creerse.

Se han traspasado los límites de la persona, su cuerpo, sus decisiones, su intimidad. Se siente humillada, agredida, avergonzada, violentada, en ocasiones reiteradas hay sentimientos de culpa o sensación de merecer el abuso.

Existe un evidente sometimiento, control y dominio por parte del agresor, que en caso de ser conocido (familiar, pareja, amigo, profesor, etc.) además del abuso, obliga por medio de amenazas a ocultar lo ocurrido o simplemente la víctima lo calla por miedo o vergüenza.

Las consecuencias pueden ser diversas y en cada persona distintas: hay propensión a tener gran desconfianza de los demás e incluso de si mismo, (sobre todo en los casos donde se confeso el abuso y se ignoró o no lo creyeron).

Puede existir dificultad para restablecer relaciones de intimidad (disfunciones sexuales, desensibilización corporal) o por el contrario repetir patrones donde se “busquen” relaciones de sometimiento y abuso. Tomar una actitud de víctima ante la vida, lo cual le impedirá la búsqueda de desarrollo personal.

En algunos casos se consigue “olvidar” el acontecimiento a manera de protección. Y en algunos otros hay autoataque al cuerpo dejando de comer provocando anorexia o comiendo demasiado para engordar, en ambos casos buscando de manera inconsciente no ser atractiv@ físicamente ante la posibilidad de un nuevo abuso.

Si estas pasando o has pasado por esta terrible situación, tenemos 5 puntos que compartirte:

1. Si eres víctima de abuso sexual no lo calles, esta es una manera de otorgar poder al agresor para seguir atacando.
2. Busca ayuda en familiares y amigos en quienes puedas confiar, creando una red de apoyo, esto te protegerá en caso de amenaza o intimidación. ¡Que sepa que no estas sol@!
3. Es importante hablar de lo ocurrido, ya sea reciente o hace mucho tiempo, el silencio es una forma de seguir guardándolo solo para ti y es una carga muy pesada, elige la mejor compañía y el apoyo profesional de un psicoterapeuta que te ayude a enfrentar esta dolorosa situación.
4. Si el suceso acaba de ocurrir dirígete a un lugar seguro y llama a quien pueda auxiliarte, solicita atención médica de inmediato, ya que puedes estar lastimada internamente.
5. ¿Qué es lo Radical? Tu no eres responsable de que esto haya ocurrido. Busca recuperar el restablecimiento de tu ser en todos los sentidos.

Esta situación es mucho más común de lo normal y es muy dolorosa de superar. Si quieres dejar atrás esta situación, puedes comenzar ahora mismo con el curso on line a continuación.



Registro rápido con Facebook

Autor:




Mauricio Navarro

Es Psicoterapeuta Gestalt y Enfoque Centrado en la Persona por el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestal SC. Tiene estudios en Terapia Racional Emotivo Conductual y autor de varios cursos on line para Terapia Radical y del eBook Transforma tu Poder Personal. Ha impartido más de 100 conferencias para empresas privadas y es uno de los fundadores de Puntoziego y Terapia Radical®. Contenidos del entrenamiento. Desarrollados por el entrenador. Terapia Radical® Derechos reservados.